DEPORTES | Nacionales | 11/04/2019
Habrá un certamen hasta fin de año. Y luego una Copa con diseño diferente a la que se disputará en unos días.

A la Superliga le encanta innovar. Este año surgió la Copa de la Superliga, que comenzará este fin de semana, luego de la finalización del torneo que tuvo como campeón a Racing. Y para la próxima temporada (2019/2020) esa competencia volverá a jugarse pero con un nuevo formato, lo que dará lugar a la realización de dos competencias. Uno de ellos, será el torneo regular de la Superliga, que constará de 23 fechas, desde julio a diciembre. Y el otro volverá a ser la Copa de la Superliga, desde enero a mayo, pero con otro formato.

El Comité Ejecutivo lo aprobó este miércoles y la actividad en el fútbol de Primera División se retomará días después de la finalización de la Copa América que se jugará en Brasil entre el 14 de junio y el 7 de julio.

 

Entonces, el torneo local se disputará con un formato de 23 fechas a una sola vuelta, como si se tratara de uno de los viejos torneos cortos. Finalizará en diciembre y habrá un campeón pero no se determinarán ahí los cuatro descensos, sino que también se contabilizarán los encuentros de la Copa de la Superliga.

 

Para fines de enero o principios de febrero de 2020 será el turno del inicio de ese certamen. Pero con un formato distinto al del torneo que debutará el viernes: habrá dos zonas de 12 equipos. Desde las oficinas de la Superliga anunciaron que aún no definieron cómo se disputarán las instancias finales. Una opción es que los ganadores de cada una de las zonas accedan a una final única o que los dos primeros se clasifiquen a un cuadrangular, todos contra todos. La resolución se conocerá en la próxima reunión de Comité Ejecutivo. Los premios sí serán similares: el campeón irá a la Copa Libertadores y el subcampeón, a la Sudamericana.

 

La finalización de la Copa de la Superliga será a fines de mayo. De esta manera, los dos equipos que asciendan desde la B Nacional ahora dividirán los puntos que acumulen por 34 encuentros: los 23 de la Superliga más los 11 de la Copa de la Superliga, ya que la final quedará exceptuada.

 

Los dirigentes no descartaron la posibilidad de sumar una fecha de clásicos para cerrar en 35 (10 más que en la temporada que acaba de terminar) los partidos para dividir los promedios del descenso. Como se mencionó anteriormente, los partidos de la Copa de la Superliga sumarán para los promedios del descenso que seguirán vigentes, a pesar de que en el Ascenso se decidió eliminarlos. Además, en esta reunión no se sometió a votación, tal como se había especulado, la posibilidad de reducir la cantidad de equipos que bajen a la B Nacional. Seguirán siendo cuatro.

 

Por otra parte, el Comité Ejecutivo también facultó al presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, para que participe de las gestiones entre los entes gubernamentales, la entidad que él preside y la AFA por la modificación del Decreto 1212, cuya modificación implicaría un aumento para los clubes en los aportes y contribuciones a la seguridad social.

FUENTE: CLARÍN.