INFORMACION GENERAL | Nacionales | 10/06/2019
Ante la buena respuesta del público en el primer fin de semana de vigencia y la queja de importadores, en el Ministerio de Producción evalúan ampliar la promoción.

Hasta ahora la medida está destinada para una serie de modelos que comercializan las fábricas radicadas en el país, que ofrecen descuentos de hasta $ 240.000 en total. Sin embargo, ante el reclamo de los distribuidores de marcas importadas, la medida podría extenderse a todo el mercado, sin diferenciar si se trata de fabricantes o importadores.


Al menos eso es lo que se está evaluando en el Ministerio de Producción que conduce Dante Sica, tras un pedido de audiencia realizado por los importadores agrupados en CIDOA. Este sector hizo trascender su malestar por la discriminación que estaba haciendo el Gobierno con el plan “Junio 0km”. La protesta de esta cámara se debía a que, con el subsidio de $1.000 millones que se estaba otorgando, las marcas que lo recibieran tienen una posición más favorable para atraer compradores. “Nosotros también generamos empleo y pagamos impuestos. No es justo que el beneficio sea para un determinado sector”, se quejaron desde este sector. De hecho, varias marcas de importados salieron a hacer descuentos para tratar de no quedar descolocado frente a la competencia que recibe ayuda oficial. Claro que estas rebajas se hacía por una reducción de la rentabilidad o dejando los márgenes de ganancias de lado pero con el propósito de reducir el stock que genera un alto costo financiero.


Además, el plan oficial entran modelos importados por las terminales locales lo cual tira por tierra que la medida tenga el sentido de apoyar a la producción de autos. Más del 70% de los autos que se venden son importados, en su mayoría por las fábricas locales.


Es por eso que la expectativa está generada a si el ministerio de Sica da el visto bueno para que los incentivos se extiendan a todo el mercado.


Hasta el momento, el plan “Juni0km” rige para los modelos que venden las terminales sin incluir los planes de ahorro y los vehículos comerciales. Tampoco los modelos que pagan Impuestos Internos. El programa implica que los 0km hasta $ 750.000 tengan un descuento de $ 50.000, más lo que quiera sumar cada marca. La bonificación es de $ 90.000, como mínimo, para los vehículos de más de $ 750.000.