ECONOMIA | Nacionales | 11/02/2020
A partir de recalar en el Banco Central en diciembre del año pasado, el titular del BCRA Miguel Pesce dijo que el objetivo era bajar la inflación a un dígito para 2021 y en ese marco consideró que una de las herramientas para lograrlo es atacando la inercia inflacionaria.

El titular de la autoridad monetaria vaticinó que la inflación de enero seguramente será menor del 3 por ciento al tiempo que destacó que será una cifra “seguramente muy por debajo de lo que han venido estimando las consultoras que releva el Central todos los meses a través del REM”.

“Siempre fuimos optimistas sobre la baja de la inflación”, destacó Pesce. En ese sentido, dijo que la estrategia de cortar la inercia inflacionaria es la prioridad del Gobierno y cuestionó a la gestión anterior por no prestarle atención.

“Prefirió controlar la inercia con valores altos de la tasa de interés. Eso fue ineficaz y terminamos con la inflación más alta de las últimas décadas. Claramente había un problema de inercia inflacionaria que este Gobierno atacó. Por ejemplo con Precios Cuidados, que ya tuvo efectos en enero y seguramente los tenga en febrero también”, remarcó.

Asimismo, consideró que el congelamiento de tarifas por un semestre apunta también en el mismo sentido. “Que no haya movimientos abruptos en el tipo del cambio también es un elemento importante”, añadió.