DEPORTES | Internacionales | 17/09/2020
A los seis minutos de juego el Xeneize abrió el marcador y lo sentenció a los 39 del segundo tiempo. El equipo de Miguel Ángel Russo lidera el Grupo H.
Boca Juniors retomó su participación en la Copa Libertadores con polémica por los contagios masivos que tuvo en su plantel profesional y que aún así le permitieron viajar a Asunción para enfrentar a Libertad, pero en los 90 minutos de juego supo dejar todo eso de lado para jugar con solidez e imponerse por 2 a 0 a los dirigidos por Ramón Díaz y erigirse en el único puntero del Grupo H.

Los hoy conducidos por Leandro Somoza, ya que Miguel Russo permaneció en Buenos Aires por su doble condición de persona de riesgo a raíz de su edad (64 años) y haber padecido una enfermedad oncológica en 2018, madrugaron en el estadio Pablo Rojas y se quedaron con todo al final.

Es que apenas habían transcurrido cinco minutos cuando Eduardo Salvio ingresó gambeteando al área paraguaya y tras un rebote afortunado pudo doblegar la resistencia del arquero Martín Silva.

Cuando el 1 a 0 parecía inamovible, ajustado pero justificado, poco antes de los 40 minutos de la segunda etapa apareció otra vez el "Toto" Salvio para encarar nuevamente por derecha, gambetear, enganchar hacia el medio y convertir el segundo y definitivo tanto con un zurdazo bajo y esquinado.