POLICIALES | Provinciales | 19/02/2023
Fueron 500 los litros secuestrados por la Policía en dos intervenciones realizados ayer en Iguazú, uno en un vehículo con el tanque modificado y otro en una vivienda particular.

En el marco del mega operativo de seguridad, la División Infantería de Iguazú secuestró 200 litros, los cuales eran transportados en un Peugeot de manera peligrosa, por un hombre de 46 años oriundo de Paraguay.


La intervención se realizó cuando una patrulla realizaba recorridas de prevención, cuando divisaron al automóvil en la intersección de la avenida Victoria Aguirre y la calle Pindo, donde constataron que el hombre llevaba un total de 8 bidones.


Además, los efectivos detectaron que el tanque de combustible del vehículo estaba modificado para una mayor capacidad de almacenamiento y que este tenía pérdidas de combustible, con posibles riesgos de incendios.


En otro procedimiento ocurrido en la mañana ayer, efectivos de la Comisaría de la Mujer local incautaron en una vivienda del barrio San Martín, alrededor de 300 litros de combustible que se hallaban distribuidos en 15 bidones no homologados, los cuales estaban destinados para la venta ilegal.


Los policías llegaron al domicilio a fin de dar cumplimiento a un oficio del Juzgado de Instrucción de Iguazú, a raíz de un hecho de índole familiar donde resultaría damnificada una menor de edad. Fue así que, en el acceso se toparon con la cantidad de recipientes mencionados, destinados a la actividad ilegal, por lo que solicitaron la presencia del personal de Bromatología Municipal.


Por orden de la Justicia, los bidones fueron secuestrados por el mencionado personal, que labró las actas y constató tal situación. Además, a la dueña del inmueble, una mujer de 42 años, se le labró un acta de infracción por dicha actividad ilegal.