INFORMACION GENERAL | Nacionales | 22/05/2020
Tres provincias fueron autorizadas a avanzar con una fuerte flexibilización de la cuarentena por el Gobierno Nacional. Se trata de Santa Cruz, Corrientes y Chubut, lugares en los que abrirán diferentes locales, siempre respetando protocolos para evitar los contagios de Covid-19.

A través de publicaciones en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo nacional aprobó  las solicitudes de los tres gobiernos provinciales para exceptuar del aislamiento social, preventivo y obligatorio a determinadas actividades que podrán volver al trabajo en los próximos días, siempre y cuando cumplan con los protocolos de prevención estipulados.

Como sucede en Mendoza, estas actividades deberán cumplir con estrictos protocolos para su funcionamiento, entre los que se destaca un sistema de turnos y el respeto al distanciamiento social.

Además se destacó que los desplazamientos de las personas alcanzadas en esta nueva flexibilización “deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad o servicio exceptuados”, según recoge una nota de Infobae.

Con sólo seis casos activos y ninguno en la última semana, el Gobierno de Santa Cruz habilitó la reapertura de restaurantes, confiterías, y servicios de delivery y take away de comidas.

En tanto, en Corrientes hace 10 días que no se reportan nuevos contagios de coronavirus. De los 78 casos positivos que presentó la provincia a lo largo de la pandemia, al día de hoy se encuentran 28 activos. Es decir, que 50 personas ya recibieron el alta. Allí, se habilitó la reapertura de gimnasios, bares y restaurantes.

En Chubut, provincia que sólo tiene un caso activo de Covid-19, se autorizó el transporte público de pasajeros en el trayecto que abarca entre las ciudades de Rada Tilly y Comodoro Rivadavia y entre Esquel y Trevelin. Días atrás, el gobernador Mariano Arcioni había firmado el decreto que permitía la reapertura de shoppings, hoteles y determinadas actividades deportivas.

Tres provincias fueron autorizadas hoy a avanzar con una fuerte flexibilización de la cuarentena por el Gobierno Nacional. Se trata de Santa Cruz, Corrientes y Chubut, lugares en los que abrirán diferentes locales, siempre respetando protocolos para evitar los contagios de Covid-19.

A través de publicaciones en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo nacional aprobó  las solicitudes de los tres gobiernos provinciales para exceptuar del aislamiento social, preventivo y obligatorio a determinadas actividades que podrán volver al trabajo en los próximos días, siempre y cuando cumplan con los protocolos de prevención estipulados.

Como sucede en Mendoza, estas actividades deberán cumplir con estrictos protocolos para su funcionamiento, entre los que se destaca un sistema de turnos y el respeto al distanciamiento social.

Además se destacó que los desplazamientos de las personas alcanzadas en esta nueva flexibilización “deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad o servicio exceptuados”, según recoge una nota de Infobae.

Con sólo seis casos activos y ninguno en la última semana, el Gobierno de Santa Cruz habilitó la reapertura de restaurantes, confiterías, y servicios de delivery y take away de comidas.

En tanto, en Corrientes hace 10 días que no se reportan nuevos contagios de coronavirus. De los 78 casos positivos que presentó la provincia a lo largo de la pandemia, al día de hoy se encuentran 28 activos. Es decir, que 50 personas ya recibieron el alta. Allí, se habilitó la reapertura de gimnasios, bares y restaurantes.

En Chubut, provincia que sólo tiene un caso activo de Covid-19, se autorizó el transporte público de pasajeros en el trayecto que abarca entre las ciudades de Rada Tilly y Comodoro Rivadavia y entre Esquel y Trevelin. Días atrás, el gobernador Mariano Arcioni había firmado el decreto que permitía la reapertura de shoppings, hoteles y determinadas actividades deportivas.

Los criterios que utilizó el Gobierno Nacional para avalar las peticiones fueron: áreas sin historial de casos; casos importados y contactos estrechos; áreas con transmisión local por conglomerados o comunitaria; tiempo de duplicación de casos, si correspondiera; capacidad de atención del sistema de salud; densidad o hacinamiento de la zona a habilitar; y cantidad de personas en circulación.

En Mendoza la flexibilización avanza a un ritmo similar que en esas provincias, y se espera que en la próxima semana quede habilitada la actividad de bares, un sector muy golpeado por la crisis causada por la pandemia.