SALUD | Nacionales | 11/04/2023
El alimento será a base de semillas, garbanzos, harina de trigo y polvo de tomate. Se trata de una opción sana frente a los ultraprocesados. Argentina es uno de los países que más galletas y bizcochos consume en el mundo.

Científicas del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA-Conicet) desarrollan galletitas saludables como una alternativa frente al consumo de ultraprocesados de baja calidad nutricional.

El snack será a base de amaranto, chía, harina de trigo y garbanzo, y polvo de tomate. El objetivo es crear un alimento sano para el consumidor que contenga proteínas, fibras, vitaminas, moléculas prebióticas, péptidos bioactivos, polifenoles con efecto antioxidante y licopeno. Ya se hicieron las pruebas iniciales y se espera que, antes de fin de año, el producto salga al mercado.

Argentina registra uno de los consumos más altos de galletitas y bizcochos a nivel mundial. Según las diferentes estadísticas, en el país se comen entre 9,5 y 12 kilos por persona cada año. Aunque no es uno de los principales exportadores, sí se encuentra entre los primeros diez que más volumen producen en todo el planeta. A su vez, en una mezcla de hábitos culturales y facilidades para la elaboración, la balanza se inclina a favor de las galletas dulces por sobre las saladas.

El problema es que esas galletitas y bizcochos son ultraprocesados, es decir que intervienen muchos procesos químicos en su elaboración (conservantes, colorantes y aromatizantes, entre otros) y su calidad nutricional es baja: contienen azúcares, grasas, colesterol y sodio en exceso.

Su consumo cotidiano se asocia a un mayor riesgo de aparición de enfermedades no transmisibles, factores de riesgo metabólicos como obesidad, hipertensión y diabetes; así como también, a enfermedad renal crónica, cáncer y enfermedades cardio y cerebrovasculares. En este sentido, la sanción de la Ley de Promoción de Alimentación Saludable en 2021, más conocida como Ley de Etiquetado Frontal, prevé ayudar a los consumidores a reconocer este tipo de alimentos y advertir sobre su consumo.

Ante esta situación, especialistas del CIDCA diseñan una galletita seca tipo snack que no solo es saludable, sino también rica y apetecible para el paladar. De esta manera, las investigadoras proponen un alimento que ayuda a prevenir algunas de las enfermedades que promueven los ultraprocesados.

Por ejemplo, el amaranto aporta proteínas y péptidos –fracciones de proteínas que tienen propiedades antitumorales y antihipertensivas–, la chía agrega proteínas, antioxidantes, ácidos grasos insaturados y fibra, el garbanzo y la harina de trigo también son fuente de proteínas, y el tomate en polvo incorpora antioxidantes, vitaminas, fibras y lípidos.

Una vez finalizado, el producto será transferido a la empresa Don Campostrini para fabricarlo a escala industrial y comercializarlo. La idea es que la vida útil de la galletita en la góndola sea de seis meses.